Alianza Malagueña por la Emergencia Climática y Ecológica

#EmergenciaClimáticaYa


El Manifiesto

El manifiesto recoge sólo los objetivos generales de la Alianza, lo que nos une y queremos conseguir en nuestro municipio y provincia como respuesta a la emergencia climática y ecológica, en forma de directrices básicas y no de medidas o propuestas concretas, las cuales vendrán a posteriori, como herramientas y actuaciones que implementen y apliquen el manifiesto, dentro de un plan de acción climática basado en los consensos científicos, la justicia social y la cooperación por el bien común.

En octubre del 2021, una vez cumplida nuestra primera demanda original y y al cumplirse los 2 años de la firma de la declaración de la Emergencia Climática y Ecológica en la Ciudad de Málaga, actualizamos el manifiesto incorporado los compromisos adoptados por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga.

1. Quiénes somos

La Alianza Malagueña por la Emergencia Climática y Ecológica somos un movimiento ciudadano, abierto, diverso y apartidista en Málaga que tenemos como fin sensibilizar e incidir políticamente para que la sociedad malagueña sea consciente del estado de emergencia climática y ecológica en que se encuentra nuestra ciudad, provincia y planeta, y actuemos localmente en concordancia.

Las consecuencias que el calentamiento global tiene para la sostenibilidad de la vida son evidentes, según el IPCC de Naciones Unidas en su IV Informe de evaluación: 

  • Las pruebas de observación de todos los continentes y la mayoría de océanos muestran que los cambios climáticos afectan a muchos sistemas naturales, principalmente los aumentos de temperatura. 
  • Una evaluación mundial de datos a partir de 1970 pone en evidencia que el calentamiento antropogénico influye de manera visible sobre muchos sistemas físicos y biológicos. 
  • Cambiarán los impactos debido a la modificación de la frecuencia e intensidad de los fenómenos extremos meteorológicos, climáticos y del nivel del mar. 
  • Algunos fenómenos climáticos de gran escala tienen potencial para ocasionar impactos muy grandes a partir de este siglo. 
  • Los impactos del cambio climático varían regionalmente con costos anuales netos que se van incrementando con el paso del tiempo a medida que aumentan las temperaturas globales. 
  • La vulnerabilidad al cambio climático se puede exacerbar debido a otros factores de tensión. 
  • La mitigación de las causas evitará, reducirá o retrasará muchos impactos. 
  • Un programa de medidas de adaptación y mitigación reducirá los riesgos asociados. 

La solución a esta crisis pasa indudablemente por la reducción (mitigación) drástica y urgente de la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), unas emisiones que tienen su origen a nivel Español, según los informes oficiales del Ministerio para la Transición Ecológica (Avance de Emisiones de GEI en 2018 – MITECO), mayoritariamente y por este orden en el transporte, la industria, la generación de electricidad, la agricultura en su conjunto, el consumo de combustibles en los sectores residencial, comercial e institucional, y los residuos; y a nivel de Málaga, según el Observatorio del Medio Ambiente Urbano del Ayuntamiento de Málaga -OMAU- (Plan del Clima 2050 de Málaga), en el transporte privado comercial, el puerto y el aeropuerto, la cementera, la central de gas de ciclo combinado, los edificios residenciales, edificios y equipamientos terciarios no municipales, y los vertederos. En general, casi todas las emisiones están relacionadas con el uso y abuso de la energía para abastecer un modelo productivo y de consumo basado casi exclusivamente en los combustibles fósiles.

2. Qué demandamos

Cerca de 14.000 científicos de todo el mundo han reiterado su aviso del empeoramiento de la mayor parte de los signos vitales del planeta, incluso durante las restricciones por la pandemia.El IPCC en su 6°informe llega con un mensaje contundente y dramático en palabras del secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez «el informe del IPCC de hoy es un código rojo pata la humanidad [..] La viabilidad de nuestras sociedades depende de la actuación de gobiernos, empresas y ciudadanos para limitar el aumento de la temperatura a 1.5°c.[..]Las alarmas son ensordecedoras y l evidencia es irrefutable «

En el orden local las temperaturas máximas han aumentado en 3°c en los últimos 60 años, la duración de las olas de calor podrían extenderse a 12 días seguidos en sólo 10 años, la desigualdad entre los barrios más ricos y los barrios más pobres llega hasta 5°c de diferencia de temperatura y de la sonrrojante cifra de 7 años de diferencia en esperanza devida

Ante la emergencia climática y ecológica descrita por organismos globales como las Naciones Unidas (informes “Calentamiento Global de 1.5ºC”, “Global Assessment Report on Biodiversity and Ecosystem Services 7”) y locales como el OMAU (Plan del Clima 2050 de Málaga): el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación de Málaga, las instituciones públicas, los actores privados y la sociedad civil del municipio y provincia de Málaga y una vez cumplida nuestra primera demanda original, la firma de la declaración de la Emergencia Climática y Ecológica actualizamos el manifiesto incorporando los compromisos adoptados por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga.

Diferentes marcos legales materializan dichos compromisos en nuestra ciudad y provincia:Pacto Europeo del clima, Ley Española de Cambio Climático, Ley Andaluza de Cambio Climático, Pacto de alcaldes, Agenda 2030 y ODS, plan del clima de Málaga, y las declaraciones de emergencia climática del Ayuntamiento de Málaga, de la Diputación de Málaga y de la Universidad de Málaga, aprobadas durante el año 2019 y cuyos compromisos y acuerdos que están más vigentes que nunca, deben cumplirse.

Debemos comprometernos a hacer cumplir los acuerdos y compromisos firmados por el Ayuntamiento de Málaga en la declaración de Emergencia Climática y Ecológica el día 31 de octubre de 2019, donde quedaron registrados los siguientes acuerdos :

1º El Pleno del Ayuntamiento de Málaga se suma a la Declaración de Emergencia climática y ecológica mundial. 

2º El Ayuntamiento de Málaga continuará realizando y ampliará las campañas informativas que expliquen con claridad a la población la realidad de emergencia climática en la que nos encontramos, las consecuencias de superar el límite de 1,5 º C. la temperatura media del planeta, y las acciones individuales que se pueden emprender respecto al problema. 

3º El Ayuntamiento de Málaga continuará impulsando el debate de la emergencia climática, y los riesgos del municipio de Málaga ante las amenazas climáticas, dentro del Consejo Sectorial de Desarrollo Sostenible, Urbanismo y Medio Ambiente, implicando a asociaciones ecologistas, personas expertas, asociaciones de consumidores, UMA, etc. 

4º El Ayuntamiento de Málaga continuará promoviendo la participación ciudadana a través de foros de debate, asambleas ciudadanas, mesas redondas, paneles de personas expertas, etc. 

5º El Ayuntamiento de Málaga elaborará un Plan de Emergencia Climática a partir de las conclusiones y soluciones emanadas de los trabajos del Consejo Sectorial de Desarrollo Sostenible, Urbanismo y Medio Ambiente, así como de las aportaciones del resto de espacios de debate. 

6º El Ayuntamiento de Málaga continuará impulsando el consumo de energías 100% renovables en los edificios municipales, con una moratoria de 10 años. 

7º El Ayuntamiento de Málaga reducirá un 10% anual el consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero, hasta alcanzar el balance cero neto en 2030. 

8º El Ayuntamiento de Málaga continuará incluyendo cláusulas medioambientales en los pliegos de licitación de servicios públicos. 

9º El Ayuntamiento de Málaga incluirá productos alimentarios ecológicos en los actos y eventos que organiza el Ayuntamiento y organismos municipales

A esta le sumamos nuestras demandas originales,

2. Reducir los gases de efecto invernadero de la economía malagueña hasta alcanzar el balance neto cero tan pronto como sea posible, detener la pérdida de biodiversidad y restaurar los ecosistemas, siguiendo los objetivos y recomendaciones marcadas por los consensos científicos, adoptando los compromisos y normativas, y movilizando los recursos necesarios para ello.

3. Abandonar los combustibles fósiles, apostando por una energía 100 % renovable, distribuida y democrática, y por el transporte público colectivo y los medios y vehículos de emisiones cero, de manera urgente y prioritaria: frenando nuevas infraestructuras y desinvirtiendo los fondos ligados a combustibles fósiles, reduciendo el consumo y la demanda energética, principalmente en los sectores mencionados con anterioridad, apostando por el pleno autoconsumo eléctrico 100% renovable, y el transporte y la movilidad sostenible; con una política de residuo cero, educación e información a la ciudadanía, apoyando los bienes públicos y comunes, la autogestión, la gestión inteligente y democrática del territorio, y la regeneración rural, ecológica y humana. 

4. Llevar a cabo una transformación socio-económica justa, urgente y de acuerdo con los consensos científicos, del modelo de economía, ciudad y territorio, que genere soberanía (alimentaria, energética, financiera…), promover el consumo local y defender el derecho a una alimentación saludable (si es local km 0, ecológico y sostenible mucho mejor, promover productos con la menor huella de carbono e hídrica), equidad e inclusión; que proteja y expanda los derechos humanos y sociales (vivienda, migraciones…), promueva el trabajo decente y de calidad (salario justo, seguridad en el empleo, de la salud y del Medioambiente…) priorizando a los grupos más vulnerables y afectados tanto por las crisis como por sus soluciones; y respete los límites de la biocapacidad del territorio y el planeta.

5. Desarrollar y ampliar las capacidades de adaptación y resiliencia del municipio y provincia de forma anticipada a los efectos que la crisis climática y ecológica genere, como olas de calor y temperaturas extremas, sequías y escasez de agua, lluvias torrenciales y precipitaciones irregulares, aumento del nivel y acidificación del mar, plagas, etc. 

6. Garantizar la justicia, democracia y transparencia del proceso mediante una asamblea ciudadana vinculante y con competencias en vigilancia, seguimiento y control de las medidas adoptadas, mediante indicadores y objetivos verificables y cuantificables, que integren la visión de género y de los grupos vulnerables y afectados.

Formulario de adhesión/apoyo a la Alianza

 

Facebook
Twitter
Instagram